Un pleno de siete horas, concluye sin esperanzas de la reapertura del teatro

Momento del pleno (Archivo Carrión)

Eduardo Dolón (PP), exhine una tablet, con la imagen de Domingo Soler (Foto de TVT)

Una vez más el Grupo Municipal de Partido Popular se quedó solo defendiendo su gestión en el Teatro Municipal, en el Pleno extraordinario monográfico que se inició a las seis de la tarde y acabó casi a la una de la madrugada. El equipo de gobierno recibió el apoyo de Sueña Torrevieja y la abstención de Ciudadanos, en casi todos los puntos, aunque en el punto de fiscalización de los últimos trámites de Alcaldía y Urbanismo para reabrir el teatro, que incluye iniciar acciones legales contra el arquitecto Antonio Marquerie para que aporte el fin de obra, se votó de disconformidad con los votos del PP y C’s y la abstención de Sueña Torrevieja, habiendo el PP tenido las ausencias de dos ediles. La sesión se inició con un “bombardeo” de preguntas por parte del equipo de Gobierno, a la oposición del PP, exigiendo respuestas y responsabilidades de sus actuaciones desde que se abrió el teatro en junio de 2006 en septiembre de 2015 por orden de la Conselleria al carecer de licencia de apertura. Una serie de cuestiones de las que se acusó al PP es que no dispone del certificado final de obra, que debe firmar el arquitecto Antonio Marqueríe, director del proyecto del Teatro y que se ha negado a firmar, pidiendo 131.000 euros en honorarios, pese a que se han resuelto los requisitos técnicos, por lo que el Ayuntamiento va a emprender acciones legales contra él. El alcalde tras lamentar que el teatro siga cerrado, enumeró las obras y gestiones que se han realizado para su reapertura, adecuando el edifico para que tenga las medidas de seguridad exigidas, unos trabajos que costaron más de 40.000 euros para instalar un sistema de despresurización en las escaleras en caso de incendio, así como actuaciones sobre el telón cortafuegos y los cuadros de luz. El tema de peligrosidad para los trabajadores fue uno de los que levantó ampollas al desvelarse que en un informe se determinaron hasta 250 riesgos laborales. Los concejales José Hurtado, Víctor Ferrández y Fanny Serrano dijeron que el PP había estado jugando son la vida de los trabajadores, por incumplir los requisitos de seguridad, como la instalación de una línea de vida para impedir la caída al vacío, y que el PP tramitó en 2015, unos meses antes de las elecciones locales. Pizana recordó que todo el tiempo que había estado abierto el teatro no había habido ningún accidente, a lo que Fanny Serrano respondió: “Ustedes no es que hayan tenido un flor en el culo, sino todos los tulipanes de Holanda”. Salió por último a la palestra el tema de la sala de ensayos que el PP en aquel entonces consideró que como cada grupo y asociación tenía sus propios lugares de ensayo y estaba en desuso, se adecuó como almacén de enseres y atrezzo y se iba a realizar una obra de más de 46.000 euros para adecuarla. El edil del PP Pizana echó en cara a Sueña Torrevieja que desmantelara dicha sala, tirando todo a la basura, acusándole de considerar “residuos urbanos”, attrezzo de producciones propias, instrumentos musicales y otros enseres costosos. Tras siete horas de pleno se levantó la sesión con la única sensación de que la reapertura del teatro va para largo y con una situación de lo más teatral cuando el portavoz del PP, al igual que hiciera Fanny Serrano en otro famoso pleno, echó mano de un Ipod para exhibir la respuesta del Domingo Soler en un programa de TVT, en que decía que cuando el alcalde y la primera teniente de alcalde estuvieran de vacaciones, al asumir él el puesto, iba a abrir el teatro por decreto, ante las protestas del alcalde arropado por el equipo de gobierno.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: