2500 personas se concentran ayer en Alicante contra los Presupuestos Generales del Estado, contando con la participación de más de ciento cincuenta torrevejenses

La concentración reunió a partidos políticos, a excepción de los socios de gobierno en la comunidad y una representación de aociaciones empresariales convocados por la cámara de comercio, ellos unos ciento ciudadanos desplazados de Torrevieja

Álbum, pinchando sobre la foto

Anoche se celebro en Alicante una concentración a la que acudieron partidos políticos, con múltiples representantes de PP, Ciudadanos y Vox, la Cámara de Comercio, la CEV e Ineca para exhibir el malestar contra el Gobierno y su anteproyecto de Presupuestos que dejan Alicante, la quinta provincia de España a la cola de inversiones en los Presupuestos Generales del Estado.

Dos mil quinientas personas participaron en un acto de presencia cualitativa, con representantes de 70 colectivos empresariales de la provincia, pero que no logró sumar ningún representante institucional más allá de los del PP, que hicieron todo un desembarco; de Ciudadanos y de Vox.

Los representantes empresariales organizadores del acto, y los representantes del PP, lograron movilizar a sus cargos y militantes para exhibir su mensaje de protesta contra las cuentas elaboradas por el Gobierno de Pedro Sánchez y, sin mencionarlo, también mandar un mensaje de corresponsabilidad a Ximo Puig.

Baño se ha mostrado “muy agradecido” hacia las entidades y patronales que han acudido a la protesta y remarcó que no ha echado de menos “a nadie”, en relación a la ausencia de los sindicatos. “El día 18 ahí estaremos, son dos causas diferentes y por las dos vamos a estar apoyando, porque una es la financiación justa de la Comunitat y la otra son los Presupuestos Generales del Estado, que es lo que hoy nos convoca”, ha resuelto. “Aquí no hay que pasar lista de quién está y de quién no está. El objetivo siempre es sumar y al final eso multiplica”, ha zanjado.

Pese a que  existió unanimidad en calificar estas cuentas del Estado y su trato hacia a Alicante como decepcionantes y humillantes, lo que parece claro es que cada bando camina hacia su propia dirección. Mientras las formaciones de centro-derecha aprovechan cualquier opción para degastar al Gobierno y al Botànic, los aludidos siguen con su discurso. Este jueves, Ximo Puig estuvo en Alicante y Elche y su discurso se dirigió casi siempre a defender el esfuerzo inversor de su Gobierno más allá de lo que diga la oposición y en apuntar los proyectos anunciados, bien sea las opciones ilicitanas para acoger la sede la Agencia Espacial, bien las inversiones del Consell en materia de transporte.

Es decir, suenan músicas diferentes porque la urna está a la vuelta de la esquina. Y darse la mano, aunque sea durante unos minutos, en ese contexto cuesta mucho. El partido de vuelta se juega el día 18.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: