Desde La Punta: “Ni sanidad. Ni educación. Ni agua”

Ximo Puig y Carlos Mazón

J. Albaladejo

Joaquín Albaladejo
Exdiputado Nacional del Reino de España

La ilusión de Carlos Mazón para alcanzar la Presidencia de la Comunidad Valenciana está centrada en la brutal presión que están sufriendo las familias con pocos recursos económicos en lo relativo al pago de impuestos. La izquierda ideológica valenciana durante más de 25 años ha criminalizado a Torrevieja y a la Vega Baja.

La ha calumniado y vilipendiado por todo. Una vez expulsó al PP del poder esa misma izquierda ya desde el despacho del Presidente de la Generalitat con Ximo Puig de hombre aupado por Podemos y Compromis ha castigado día sí y otro también al Sur de Alicante.

La demolición de la calidad sanitaria en los municipios costeros de la Vega Baja, que al mismo tiempo conforma el cinturón turístico más potente de la Comunidad Valenciana con un modelo distinto al de Benidorm, ya lo estamos pagando caro. La gestión directa de la Sanidad Pública en el Hospital de Torrevieja y en el Departamento de Salud, asumiendo en primera persona esa responsabilidad los socialistas valencianos para que Compromis no les movieran el sillón político, le va a costar muchos votos a Puig.

La Sanidad Pública hoy ofrece menos servicios al tiempo que el Gobierno Valenciano que la gestiona nos ahoga subiéndonos los impuestos. Y el socialismo amenaza con subirlos más sin poder ofrecernos más médicos. Un desastre.

La invasión rusa y los movimientos migratorios procedentes de Ucrania y los países colindantes están inundando de menores y de sus madres al sur de Alicante. La demanda de escolarización está provocando ya la necesidad imperiosa de ejecutar la construcción inmediata de varios centros educativos nuevos en Guardamar, Torrevieja, y Orihuela-Costa. Lamentablemente vemos que las noticias que nos llegan de Valencia no son actuaciones inmediatas que dimensionen esta necesidad básica. Seguimos con centros prefabricados por aquí 7 años después de que Ximo Puig se comprometiera a eliminarlos antes del 2019.

La combinación letal aquí para el socialismo es obvia: imponen subir impuestos, sin materialización de los nuevos centros educativos con una mayor presión de escolarización de la habitual y con una imposición atípica del valenciano como instrumento al servicio de la política más que al de las necesidades de la ciudadanía.

¿Está usted dispuesto a pagar más impuestos por menos Sanidad, menos calidad educativa, y menos agua para nuestros agricultores?

El final del Travase Tajo-Segura es un golpe mortal de necesidad para la economía de la Vega Baja. Es pobreza. Lo hace el PSOE. Nos revienta Pedro Sánchez. Te engañaran diciendo que Ximo Puig va a luchar judicialmente para que no prospere. También decía Ximo Puig que no se haría imposición del valenciano en zonas castellano hablantes.

Y lo están imponiendo. También decía Ximo Puig que no iba a rescatar el Hospital de Torrevieja prorrogando la concesión administrativa a “Ribera Salud”. Y lo rescató dejándolo sin médicos y recortando servicios. Por eso acierta Carlos Mazón y su propuesta de bajada de Impuestos a las rentas más desfavorecidas que gracias al socialismo español son mayoría en la Vega Baja.

Somos los alicantinos del extremo Sur de la Comunidad Valenciana. Pero para el socialismo debemos ser el enemigo. No nos dan ni agua.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: