Eduardo Gil Rebollo, entre el cielo y la mar

Álbum, pinchando sobre la foto

Fernando Guardiola

Casi doscientas personas se dieron cita anoche en el Restaurante “El Huertano”, para el acto protocolario de la entrega de Trofeos del I Trofeo “Eduardo Gil Rebollo” que organizó el Club Marina Internacional. Previamente se sirvió una cena a la que no faltó nadie de los que queremos a Eduardo y su familia y que pudimos comprobarlo cuando se emitió un vídeo de homenaje que llenó muchos ojos de lágrimas y de nudos en la garganta.

VÍDEO: Homenaje a J. Eduardo Gil Rebollo (CNMI)

La familia acudió en pleno al acto, encabezado por su viuda, Fina y sus hijos Eduardo e Ismael, nueras, hermanos y sobrinos, que participaron activamente en la entrega de trofeos del Torneo y aunque muchas fueron las palabras que en el acto se dijeron, fueron las de su esposa Fina, que cerró el acto, las que conmovieron nuestro corazón, al recordar cuando le contaba muchas veces al llegar a casa que había estado con “amigo” fulano o con su amigo “mengano” y ella le decía que era imposible que tuviera los que amigos que decía y solo fue en su funeral, cuando al salir de la Iglesia y ver la enorme cantidad de gente que acudió a su despedida, se dio cuenta de que era verdad lo que le decía y alzó los ojos al cielo para pedirle perdón por no haberle creído y quiso anoche repetir el gesto, porque el acto de anoche fue algo que ella y su familia jamás olvidarán.

No faltó nadie

Tenía razón Fina si nos remitimos a la lista de personalidades y amigos que acudieron y que como se comentó, acudían más como amigos que como otra cosa. No obstante es digno mencionar quiénes estuvieron en la cena y posterior entrega de Trofeos, como Eduardo Dolón, alcalde de Torrevieja; Rosario Martínez Chazarra, Vicealcaldesa de Torrevieja; Carlos Torrado, Presidente de la FVCV; Arturo García, Presidente de la FVCM; Oscar Villar, Capitán Marítimo de Cartagena; Juan Alcázar de la Capitanía Marítima de Alicante; Diana Box, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Torrevieja; Germán Soler, Presidente del Real Club Náutico de Torrevieja y Blas Isaac Calventus, Presidente C.N. Portmán. Los concejales del Ayuntamiento de Torrevieja, Sandra Sánchez, Federico Alarcón, Concha Sala, Antonio Vidal y Domingo Paredes, todos ellos junto a los Miembros de la Junta Directiva del Club Náutico Marina Internacional, encabezados por su Presidente, Antonio Luis Dávalos de Haro; Trinidad Pujalte, Gerente; Fernando Peña, Vocal de Vela; Felipe Cisneros, Comodoro; Gabino Alonso, Tesorero y Domingo Tomás, vocal de prensa. Destacar la asistencia de alguien que estuvo codo con codo con él, como trabajador y como amigo, hasta el último día, Ramón Guijarro.

Breve semblanza de J. Eduardo Gil Rebollo

Eduardo Gil Rebollo fue un político que ha marcado época en la historia de Torrevieja, nació en la calle Mayor de la pedanía de La Mata, porque su abuela era de Los Molinos Marfagones de Cartagena y tras su llegada a La Mata, toda la familia la tiene aquí en Torrevieja. Desde 1972 trabajó con la empresa “Hermanos Mañogil” en la construcción, hasta que se metió en política recién cumplidos los 35 años.

A pesar de ello, siguió trabajando en la construcción y en el mar, ya que era marinero y pescador con todas las titulaciones habidas y por haber. Obtuvo su primera acta de concejal siendo alcalde Pedro Hernández Mateo, de rebote, pues era el número 15 y sustituyó a Ramón Ortega Chazarra, cuando el ayuntamiento lo componían 21 concejales.

Fue concejal desde el año 1991 hasta la última legislatura. Ostentó la Concejalía de Medio Ambiente que era de nueva creación y la Concejalía de actividades. Entonces no se cobraba por dedicación absoluta en las concejalías, sino solo por asistencias ya que entonces trabajaba de albañil. En la segunda legislatura del año 1995 entró como concejal de Policía, actividades, comercio, vía pública y medio ambiente, siendo la asignación por dedicación exclusiva 46.000 pesetas (276,00 €). En una nueva legislatura se le asigna medio ambiente y Pedro Hernández Mateo le encarga la coordinación de urbanizaciones y durante dos legislaturas lleva Seguridad y Policía Local.

Durante esa legislatura y bajo su mando se crea el “Equipo verde” con unas funciones que no son precisamente las de ahora, sino que era el cuidado de Parques y jardines y atención al servicio de obras públicas. También siendo concejal de Policía, crea el G.R.O. (Grupo de Refuerzo Operativo). En la siguiente legislatura deja Servicios, a la llegada de Javier Montoro y entra en el equipo de gobierno Joaquín Albaladejo.

Eduardo Gil Rebollo, amo a Torrevieja, La Mata, su familia y el mar sobre todas cosas. Nos dejó el fatídico 31 de agosto del año negro de 2020, de forma repentina y en la mar, su mar. Tenía 62 años y toda una vida llena de ilusiones por delante, que los que le queremos continuaremos manteniendo vivas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: