El alcalde informa a las Asociaciones relacionadas en el ámbito de la diversidad funcional de la solucitud de licencia de obra presentada por la Generalitat para la reforma de la Residencia

El Ayuntamiento ha respondido a la Generalitat que, para obtener la licencia de obra mayor, necesita presentar licencia ambiental o modificación de la existente, ya que se modifican los cambios de uso previstos en la que en su día concedió el consistorio torrevejense

Reunión alcalde con Asociaciones implicadas

El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, junto a varios concejales del equipo de gobierno, mantuvo ayer una reunión con los responsables de las asociaciones relacionadas por la solicitud por parte de la Generalitat Valenciana de la reforma y adaptación de la residencia para personas con diversidad funcional para convertirla también en un centro de acogida de menores y punto de encuentro familiar.

En primer lugar, se puso de manifiesto la intención de la Conselleria de Igualdad de destinar este edificio a los usos anteriormente citados, pese a que el Ayuntamiento solicitó formalmente en noviembre de 2019 que no se cambiase su uso como pretende y, si no fuese así, llevar a cabo la reversión de la cesión efectuada por el gobierno local en el anterior mandato.

Reunión alcalde con Asociaciones implicadas

Representantes de APANEE, ALPE, AFA, ADIEM y AMFA estuvieron presentes en esta reunión en las que el alcalde les ha informado de la situación actual en que se encuentra este edificio tras solicitar la Generalitat Valenciana licencia de obra mayor para adaptarlo y reconvertirlo también en un centro de acogida de menores y punto de encuentro familiar.

Eduardo Dolón les dio a conocer que, tras registrar esta solicitud, la arquitecta municipal del Ayuntamiento de Torrevieja les ha respondido que, para obtener la licencia de obra mayor, la Generalitat necesita presentar licencia ambiental o modificación de la existente, ya que se modifican los cambios de uso previstos en la que en su día concedió el consistorio torrevejense. Es decir, la licencia inicial se otorgó para que el edificio albergase exclusivamente un centro para personas con diversidad funcional, y no para que se convertirse también en un centro de acogida de menores y punto de encuentro familiar como pretende ahora el gobierno valenciano.

Asimismo, Eduardo Dolón les ha informado de que la nueva licencia ambiental requiere de un proceso de exposición pública en la que cualquier vecino o entidad social podrá conocer los pormenores del proyecto y poner de manifiesto cualquier cuestión que se considere oportuna. Hay que tener en cuenta que junto a esta residencia se encuentran ubicados un centro escolar, así como numerosas empresas del Parque Empresarial Casa Grande, así como viviendas residenciales, entre otros.

Reunión alcalde con Asociaciones implicadas

Por último, el alcalde les ha reiterado a los representantes de APANEE, ALPE, AFA, ADIEM y AMFA que este equipo de gobierno va a continuar luchando para que la residencia para personas con diversidad funcional se destine, en exclusiva, a las funciones para la que fue creada y no se tenga que adaptar, ahora, a otros usos totalmente distintos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: