El desdoblamiento de la carretera hacia el Hospital lleva 15 años sin ejecutarse

Las empresas adjudicatarias del Hospital de Torrevieja se van sin ejecutar el desdoblamiento del tramo de la carretera cv-95

Carretera CV95

Las empresas a las que el Partido Popular adjudicó la ejecución de las obras y la explotación del Hospital de Torrevieja se van y, según los propios trabajadores, dejan el servicio y la organización hechos un desastre, además de incumplir una de las actuaciones que en principio se consideró imprescindible para su normal funcionamiento y que desde Los Verdes hemos estado reclamando durante años y aprovechamos la ocasión para volver a recordar:
El desdoblamiento de los 723 metros de la carretera autonómica CV-95, la carretera que da al hospital, nunca se llevó a cabo. No se amplió ni se le añadieron entradas o paseos peatonales a pesar de que este proyecto de 2003 se redactara conjuntamente y formara parte de las obras del Hospital.

Pero el Partido Popular exoneró a las empresas adjudicatarias (Bancaja, CAM, Asisa, Acciona, Ribera Salud y Ortiz e Hijos) de la ejecución de estas obras y consecuentemente de su coste, presupuestado inicialmente en 1.8 millones de euros. Este generoso regalo del PP a todas estas empresas privadas ha supuesto una pesada carga que ha marcado durante todos estos años la calidad del servicio, pues es indiscutible que la seguridad en el traslado de los enfermos y usuarios representa un crudo déficit en Torrevieja, y mucho más para las ambulancias y los servicios de urgencias.

La gran cantidad de pacientes de la Vega Baja que es atendida en el Hospital de Torrevieja ha incrementado la densidad de tráfico la cual supone el colapso no solo en los meses de verano o en otras fechas de alta afluencia turística.

También es llamativo y cuanto menos alarmante presenciar las maniobras arriesgadas que las ambulancias tienen que realizar para esquivar los vehículos que deben dejar paso moviéndose hacia su derecha en un tramo de carretera que apenas tiene arcén y que está limitado por una zanja a cada lado de la CV-95.

Los peatones que desean llegar a pie al hospital, en lugar de disponer de un carril peatonal que garantice su seguridad, deben usar, tal y como se puede apreciar en la foto adjunta, la zanja llena de vegetación que se encuentra detrás de la barrera de protección a ambos lados.

Desde Los Verdes hacemos hincapié en que la gestión privada de la Sanidad en Torrevieja ha costado a los usuarios mucho dinero a cambio de un servicio siempre mermado por la búsqueda del beneficio económico y sin asumir las responsabilidades adquiridas.

Esta es parte de la herencia que el alcalde corrupto Hernández Mateo con sus compañeros Blasco y Camps y su sucesor Eduardo Dolón nos dejan al pueblo de Torrevieja dejando patente que siempre velan por el interés personal y el de las empresas, antes que por el de los ciudadanos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: