El Hospital implanta los marcapasos más innovadores

Son compatible con pruebas de resonancia magnética.
Paralelamente a grandes hospitales de referencia, el Hospital de Torrevieja (Alicante), incluye en su cartera de servicios la tecnología más innovadora en marcapasos que, utilizando las mismas técnicas hemodinámicas, permiten al paciente que lo necesitare, someterse a pruebas de diagnóstico por imagen, sin que esto dañe el equipo, tal y como sucede con los marcapasos tradicionales, debido a la influencia de los campos magnéticos de la resonancia.
Hombre o mujer, mayor de 65 años, con bradicardia (enfermedad que le provoca ritmos cardíacos lentos), y que debe ser intervenido para implantarle un marcapasos, no es un caso aislado, ni mucho menos. Este problema de salud pueda combinarse con otras patologías pero, hasta ahora, llevar un marcapasos inhabilitaba al enfermo para someterse a pruebas de imagen mediante resonancia magnética.
Debido a su segmento mayoritario de población (65% mayor de 60 años), el Hospital de Torrevieja ha incorporado a su cartera de servicios, al mismo tiempo que los grandes hospitales públicos de referencia como La Fe (Valencia), la última tecnología en equipos de marcapasos, diseñados con alta tecnología adaptada para evitar los daños que producen los campos magnéticos que emite un equipo de resonancia mientras se realiza una prueba al paciente.
“Es bastante frecuente que personas de más de 65 años sufran de bradicardia, aunque puede afectar a cualquier edad; y aún es más frecuente, que éstos mismos pacientes puedan sufrir de otras enfermedades para las cuales la resonancia magnética es la prueba más conveniente para llevar adelante un diagnóstico certero de su patología” – explica Eugenio Herrero, Jefe de Medicina Intensiva del Hospital de Torrevieja – “Hasta el momento hemos utilizado el nuevo equipo en tres pacientes, con éxito en todos los casos”.
“Los pacientes que sufren de ritmo cardíaco lento (Bradicardia), son sometidos a una pequeña incisión en la sala de hemodinámica, dotada y acondicionada como un quirófano, dónde se utiliza el equipo de radioscopia para introducir, el o los electrocatéteres visualizando su recorrido. Esto se realiza mediante monitor ubicado en el exterior del paciente” el marcapasos mientras se visualiza el recorrido a través de un monitor en el interior del corazón” – relata el cardiólogo, Miguel Godoy – “el paciente recibe una sedación leve durante el procedimiento y permanece hospitalizado 24hs., como tiempo medio, tras la intervención”.
Los Servicios de Cardiología y de Medicina Intensiva del Hospital de Torrevieja, trabajan conjunta y coordinadamente de forma programada y actualmente no cuenta con lista de espera para intervenir a sus pacientes que  “tras el implante del marcapasos, tienen un seguimiento rutinario para observar su evolución. Los mismos se dan con una periodicidad a los  diez días, una segunda a los 45 días y posteriormente,  y dependiendo de la patología del paciente, los controles se realizan de forma anual y en ciertos casos en forma semestral” – detallan los doctores Herrero y Godoy.
Cómo funcionan los marcapasos tradicionales?
Los  marcapasos tradicionales funcionan con un generador (un motor) de impulsos, que determina los latidos del corazón, es decir, su velocidad.
Por su parte, la Resonancia Magnética, es una técnica que permite obtener imágenes del organismo sin necesidad de radiaciones, utilizando un potente imán (campo magnético). Es a causa de éste imán que puede interferirse con el funcionamiento del motor del marcapasos, provocando alteraciones potencialmente peligrosas del ritmo cardiaco (de los latidos), con las problemas que de ello puedan derivar para el paciente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: