El PP denuncia que el “caos” de Puig en el Hospital de Torrevieja ya obliga a los pacientes a trasladarse a Murcia

José Juan Zaplana: “Después de un año de la improvisada y sectaria reversión, la caótica gestión que sufre el hospital pone en peligro la salud de la gente”

Puerta de Urgencias Hospital de Torrevieja

Jose Juan Zaplana

El portavoz de Sanidad del Grupo Popular en Les Corts Valencianes, José Juan Zaplana, ha denunciado este viernes que la “caótica gestión” que sufre el Hospital de Torrevieja ha obligado a que el alcalde de Pilar de la Horadada haya tenido que pedir que los vecinos de la localidad sean atendidos en la vecina Murcia “ante el mal servicio que reciben en el centro torrevejense”.

Zaplana critica que “después de un año de una de las peores decisiones de Puig en materia sanitaria, que fue la improvisación sectaria que se hizo con el Hospital de Torrevieja, seguimos observado cómo la caótica gestión que sufre el hospital pone en peligro la salud de la gente”.

Lamenta el portavoz de Sanidad la situación que sufren los pacientes y trabaja-dores de un hospital “que llegó a ser referencia internacional y que ahora vive sumido en una total falta de medios y en una desorganización permanente” cuando se cumple un año de su reversión.

Recuerda Zaplana que en estos últimos doce meses el hospital ha sufrido dos cambios de Dirección Médica y tres en el servicio de Urgencias debido a la constante marcha de profesionales “hartos” de la mala gestión del centro.

“Hace un año se prometió que el hospital volvería a ser de gestión pública, pero lo cierto doce meses después es que buena parte de sus servicios, como es el caso de Radiodiagnóstico, se han disgregado y se han adjudicado a empresas privadas, con una opacidad total sobre cuánto nos está costando y con una mayor incomodidad para los pacientes, que tienen que desplazarse en algunos casos hasta Alicante para ser atendidos de sus dolencias”, añade Zaplana.

El diputado del PP exige a la Conselleria de Sanidad que haga pública la cifra de trabajadores que en este año se han marchado del hospital. “Nos dicen que han contratado a 700 personas, pero tienen que aclarar qué tipo de profesionales son, ya que un oncólogo no puede ser sustituido por otro perfil”.

Lamenta Zaplana que “la improvisación” ha sido la tónica desde que comenzó la reversión del hospital, “y hasta el último momento la Generalitat no aclaró la fórmula que iba a emplear para recuperar la gestión”.

Un año después “ese caos y esa falta de planificación siguen imperando en el día a día del hospital, mientras los pacientes tienen que hacer pólizas de seguros para poder recibir una atención adecuada y quienes no tienen recursos no les queda otro remedio que aguantar retrasos y esperas”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: