En un pleno “maratoniano”, se aprobó la propuesta del Gobierno de modificación nº 106 del PGOU, con el apoyo de varios grupos

También se dió luz verde a la aprobación definitiva de la modificación del impuesto de la plusvalía

Pleno Municipal (Archivo) F. Guardiola

El equipo de Gobierno del PP contó con el apoyo de C’s, Sueña Torrevieja y los tres ediles no adscritos -Carolina Vigara, Nacho Torre-Marín y Rodolfo Carmona- para la aprobación en el Pleno de agosto de su propuesta de modificación nº 106 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) sobre los parámetros de edificación en el casco urbano, que ahora entra en plazo de información pública antes de su aprobación definitiva. Los Verdes y el PSOE votaron en contra. El alcalde y concejal de Urbanismo, Eduardo Dolón, explicó que es una modificación «fundamentalmente técnica» que pretende actualizar diversos parámetros de edificación para aplicarlos en todo el término municipal y poder ajustar aspectos que favorezcan una modernización de la norma. En este sentido, señaló que son «ajustes propios de las demandas ciudadanas» que llegan al consistorio. Según detalló, la modificación va a posibilitar modificar la altura máxima de los cerramientos de parcela, los cuales estaban limitados a 1,20 metros y ahora pasarán a 2,00 metros, así como el uso de elementos textiles o de tipo cañizo en la cubrición de los retranqueos en zonas de ático. Otros aspectos establecidos son la actualización de las condiciones que se requieren en los parques y jardines públicos, así como el tipo de infraestructuras a implantar en las zonas verdes; y eliminar las restricciones de edificación de altura mínima existentes en la actualidad -que es mínimo 2 plantas menos que el máximo asignado por el PGOU-. Dolón subrayó que el objetivo de esta herramienta es «continuar creando una ciudad más moderna, accesible y amable con el entorno». El edil no adscrito, Rodolfo Carmona, manifestó que la ciudad «no necesita crecer sino reordenarse», al tiempo que instó a realizar la revisión del PGOU, que se encuentra «obsoleto», algo que también reclamó el portavoz del PSOE, Andrés Navarro, quien consideró que muchos de los aspectos de esta modificación nº106 «se podrían haber mejorado» con el consenso social y político. Israel Muñoz, de Los Verdes, también reprochó al PP que haya «aparcado» el expediente para la revisión del PGOU y urgió a ponerlo en marcha. Además, lamentó que esta modificación puntual «no se ha consensuado». Muñoz cuestionó que los cambios «en lugar de proteger las zonas verdes públicas», añadió, «se modificará su uso a su conveniencia».

Impuesto de la plusvalía

Por otro lado, con los votos a favor del PP y los ediles no adscritos Carolina Vigara y Nacho Torre-Marín se aprobó de forma definitiva la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del impuesto de la plusvalía. El PSOE, Los Verdes y C’s votaron en contra, mientras que Sueña Torrevieja y el concejal no adscrito Rodolfo Carmona se abstuvieron. Desde Los Verdes criticaron que el PP ha optado por el coeficiente máximo que establece la ley en la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del impuesto de la plusvalía, que es del 30 %, «sin presentar ningún informe económico» y «castigando de nuevo a la ciudadanía», ya que, a su juicio, «podría haber optado por fijar unos coeficientes inferiores o incluso el mínimo al igual que las bonificaciones que no llegan ni a la mitad de lo disponible». El concejal portavoz de Los Verdes, Israel Muñoz, señaló que aunque el Ayuntamiento está obligado por ley a esta modificación, «Eduardo Dolón opta por una subida de impuestos, ahogando de esta manera la economía de las familias, cuando podría haber optado en este caso por una medida menos perjudicial». En este mismo sentido se expresó el portavoz de Sueña Torrevieja, Pablo Samper.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: