Facpyme alerta del impacto negativo de la tasa turística en el comercio y la hostelería de la provincia: “Puede provocar pérdidas de entre 14,9 y 59,8 millones al año”

“La tasa turística es irresponsable e incoherente, por el momento y porque se ha hecho de espaldas al sector, sin tener en cuenta su opinión”. “Con la crisis de la pandemia, el alza de precios y la guerra en Ucrania, es inconcebible que se aplique un nuevo impuesto al principal sector económico de la Comunidad cuando la lógica dicta que habría que apoyarlo”

Tasa Turística C.V.

La Federación del Comercio y Pymes de la provincia de Alicante (Facpyme) ha alertado del impacto negativo de la tasa turística en sectores como el comercio o la hostelería, que dependen y mucho del gasto que los turistas realizan durante su estancia en la provincia de Alicante.

La Federación calcula que las pérdidas que pueden sufrir estos sectores en el conjunto de la provincia oscilan entre 14,9 y 59,8 millones de euros al año, teniendo en cuenta que el número total de pernoctaciones en la provincia de Alicante en 2019 (último año antes de la pandemia) fue de 29.904.648, y que el nuevo impuesto al turismo en la Comunidad Valenciana plantea un gasto extra al turista de entre 0,5 y 2 euros por persona y día de estancia.

El presidente de Facpyme, Carlos Baño, ha explicado que habitualmente “las familias planifican sus vacaciones con una previsión de gasto fija, por lo que si a la pérdida de poder adquisitivo provocada por el alza de precios se une un gasto extra como es la tasa turística, la consecuencia puede ser un menor consumo en establecimientos comerciales y hosteleros dado que tienen que dedicar una parte de ese presupuesto a pagar la tasa”.

Además, Carlos Baño se ha referido a informaciones que ya van apareciendo en medios de comunicación de países como el Reino Unido, principal mercado emisor de turista hacia la Costa Blanca, advirtiendo del coste extra que tendrán que asumir los turistas de aquel país que visiten la provincia de Alicante.

“La tasa turística ahuyenta al turismo británico”, ha lamentado. “Esta situación hay que corregirla, porque el turismo y la provincia de Alicante no se merecen esta mala publicidad producto de una mala decisión. Hay que decirlo alto y claro”.

“Es inconcebible que en un momento tan delicado como este, tratando de sobreponernos a la crisis provocada por la pandemia agravada por el alza de precios y la guerra en Ucrania, y en el que la lógica dicta que todos, sin excepción, deberíamos arrimar el hombro, se pongan palos en la rueda de la recuperación con un nuevo impuesto que ataca directamente al primer sector económico de la provincia de Alicante y de la Comunidad Valenciana y a sectores hermanos como el comercio y la hostelería”, ha criticado.

El presidente de la Federación de Comercio y Pymes ha calificado la tasa turística como “un insulto. Es irresponsable y, además, incoherente, por el momento y porque se ha hecho de espaldas al sector, sin tener en cuenta su opinión, y sin escuchar a los responsables de la política turística de la Comunidad Valenciana”.

“Hemos vivido una Semana Santa muy positiva en términos de ocupación y de afluencia de turistas, y con unas buenas perspectivas de cara al verano, que nos permite volver a pensar en cifras similares a 2019 en cuanto a facturación. No es momento de estropear esta tendencia de cara al próximo ejercicio”, ha insistido.

En este sentido, ha recordado que los empresarios, pymes y autónomos ya están soportando un fuerte incremento en los costes que deben asumir, lo que implica una menor rentabilidad aun volviendo a los volúmenes de negocio prepandemia, por lo que ha pedido que “no se castigue más a los sectores vinculados al turismo que tan mal lo han pasado en estos dos últimos años”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: