Facpyme defiende que el consumo moderado de carne es saludable y pide al Ministro Garzón que rectifique porque está poniendo en riesgo decenas de miles de empleos

Granja de vacas en Xanceda – A Coruña

La vicepresidenta de la Asociación de Comerciantes de Mercados Municipales de Alicante, Cheyenne Esteve, ha defendido que “el consumo moderado de carne es saludable. Se trata de uno de los alimentos centrales de la dieta mediterránea, reconocida como la más saludable, y los ganaderos que la producen en España lo hacen con un respeto escrupuloso al medio ambiente”. Desde Facpyme, federación a la que pertenece la Asociación de Comerciantes de Mercados Municipales de Alicante, se ha pedido al Ministro Alberto Garzón que rectifique porque está poniendo en riesgo, además, decenas de miles de empleos en la provincia de Alicante.

Sin querer entrar en polémicas respecto a las cifras aportadas por el Ministro, Cheyenne Esteve ha incidido en que el sector ganadero está haciendo un esfuerzo muy importante en materia de sostenibilidad y ha subrayado que “es fundamental para el mantenimiento del territorio porque contribuye a la conservación de los pastos, que son a su vez sumidero de CO2, y para la fijación de población en las zonas rurales, porque genera actividad económica”.

“En el Mercado Central de Alicante tenemos alrededor de 50 establecimientos de productos cárnicos, que llegan al centenar si sumamos todos los mercados de la ciudad, y puedo asegurar que nuestro ganado, aquellos que somos productores, como nuestros proveedores crían en condiciones naturales y ofrecen un género que cumple con los más altos estándares de calidad y seguridad alimentaria”, ha añadido.

Esteve ha recordado que son miles los comercios relacionados con este sector, entre carnicerías y charcuterías, la mayoría pequeños establecimientos, “que ofrecen un producto fresco y saludable y que generan en su conjunto decenas de miles de puestos de trabajo entre los propios empleados y dependientes, repartidores y proveedores”.

El sector ganadero-cárnico es estratégico para la economía española y para el empleo, además del rol social que representa en las zonas rurales como factor de dinamismo económico y poblacional. Según la FAO, el sector en su conjunto ocupa a 2,5 millones de personas y aporta unos 9.000 millones de euros al año en exportaciones a la balanza comercial española.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: