Fallece el historiador Eusebio Leal Spengler, “el hombre que devolvió el esplendor a La Habana”

El historiador cubano, viajó varias veces a Torrevieja, y pasará a la posteridad por su tenaz empeño en restaurar y devolver a la vida el bello centro histórico de la capital cubana.

Eusebio Leal, Historiador de La Habana, en la Plaza de San Francisco de Asis, La Habana, Cuba

Pepe Andreu con Eusebio Leal en La Habana

Eusebio Leal Spengler falleció el pasado 31 de Julio, a los 77 años en La Habana, ciudad a la que le ha dedicado toda su vida. Fue miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba desde el IV Congreso, diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular en la IV-1993, V-1998, VI-2003, VII-2008, VIII-2013 y IX –2018 Legislaturas, embajador de Buena Voluntad de la Organización de las Naciones Unidas.
Además fue doctor en Ciencias Históricas y Maestro en Ciencias Arqueológicas y en Estudios sobre América Latina y el Caribe, director del Museo de la Ciudad y de la Oficina del Historiador de La Habana, a lo que se suman varios reconocimientos como Honoris Causa de universidades cubanas y extranjeras avalaron su extraordinaria labor intelectual de décadas.
Se le considera “el hombre que devolvió el esplendor a La Habana”, ya que asume las obras de restauración de la Casa de Gobierno, antiguo Palacio de los Capitanes Generales y Casa Capitular. Tras esas obras, se ocupó de las obras de restauración del resto de edificaciones de la ciudad por orden del Gobierno en 1981.
Eusebio Leal, se gano la admiración de muchos torrevejenses, entre lo que se encuentra, José Andréu, que ha representado a la hostelería y el Turismo de Torrevieja, desde distintas entidades. Han sido varias las que Eusebio Leal, viajo a nuestra ciudad, donde solía participar en encuentros con la Asociación Amistad Torrevieja-Cuba “La Habanera” que presidía Andreu, mostrando en cada una de sus estancias su admiración por Torrevieja.

En uno de los viajes que José Andreu realizó a La Habana, fue recibido por Eusebio Leal con todos los honores en el Departamento de Capitanes Generales, Andreu le obsequió con el típico Barco de Sal, que el historiador, conservó siempre en su despacho en un lugar distinguido, como así lo corrobora el propio Andreu, al poder comprobarlo en otros viajes posteriores
Entre los muchos títulos honoríficos estaca la entrega de Doctor “Honoris Causa” por la Universidad de Alicante en 1911.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: