La Diputación refuerza con 20.000 euros su compromiso con el proyecto ‘Alicante Gastronómica Solidaria’

Desde el inicio de la pandemia, esta ‘revolución solidaria’ ha repartido más de 235.000 menús entre las familias de la provincia más afectadas por la crisis de la COVID-19

La Diputación de Alicante refuerza su compromiso con el proyecto ‘Alicante Gastronómica Solidaria’ a través de una ayuda de 20.000 euros. Con esta aportación, que se materializará mediante la firma de un convenio de colaboración, la institución vuelve a mostrar su respaldo a esta iniciativa asistencial que, desde que comenzó la pandemia el pasado mes de marzo, ha elaborado más de 235.000 menús que se han distribuido entre las familias de la provincia más necesitadas a consecuencia de la crisis de la COVID-19.

“Es el momento de sumar fuerzas con el tejido social dando lo mejor de nosotros mismos”, ha destacado el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, quien ha señalado que ‘Alicante Gastronómica Solidaria’ reparte semanalmente 3.500 menús. “A pesar de ello, el panorama es desolador, ya que la demanda crece cada día como consecuencia del agravamiento de la difícil situación que estamos viviendo”, ha lamentado.

Por su parte, el presidente de la entidad, Carlos Baño, ha subrayado el “compromiso y la sensibilidad demostrada por la Diputación de Alicante y por su presidente hacia un proyecto solidario que nace de la sociedad civil alicantina y de un sector como es el de la hostelería y la restauración que lo está pasando realmente mal, pero que ha aportado todo su talento, esfuerzo y trabajo para poder dar de comer a diario a miles de familias en una coyuntura especialmente complicada”.

En este sentido, Baño ha agradecido “el impulso que desde el primer momento ha querido imprimir la Diputación a la iniciativa de AGS, poniendo toda su estructura y recursos a nuestra disposición para poder llegar a colectivos necesitados de toda la provincia. Gracias a ese apoyo, desde el pasado mes de abril los más de 900 voluntarios de AGS, verdaderos ‘héroes con delantal’, trabajan sin descanso para ayudar a las familias alicantinas más afectadas por la crisis social y económica provocada por la COVID-19”. Asimismo, ha señalado que en las últimas semanas “nos hemos visto obligados a aumentar el número de raciones que repartimos debido al incremento de personas que no pueden comprar alimentos ni acceder a un plato de comida al día”.

Finalmente, Mazón ha querido reconocer la gran labor solidaria que está llevando a cabo esta entidad y el esfuerzo desinteresado de todos los voluntarios, cocineros, personal de hostelería, empresarios y miembros de asociaciones que trabajan de manera altruista para sacar adelante los menús.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: