La Eras de la Sal vibraron con una noche de flamenco única

Álbum, pinchando sobre la foto

El festival “Brilla Torrevieja” llegó a su penúltima noche con un ambiente de lo más cosmopolita, donde gentes venidas de toda la Vega Baja y Murcia, se unieron a los residentes locales para disfrutar en el incomparable marco de las Eras de la Sal de un noche llena de flamenco, en todas sus variantes.
Abrió fuego sobre el escenario, “Uña y Carne”, el dúo formado por Carlos Salado y Antonio Clavería que hizo combinar con sensibilidad rumba, balada y música artesanal, mostrándonos la música de su primer trabajo “Lo que el tiempo no sabe borrar”, un proyecto transmedia que no se limita a contar su historia a través de la música.

Tras ellos subió al escenario el conjunto La Cochera, un numero grupo que nació hace más de 10 años entre un grupo de amigos que quedaba los fines de semana en una cochera de Orihuela para cantar y hacer música, con la que contagiaron a los asistentes de su alegría, haciendo que la gente pasase un buen rato.

Por último y tras un considerable retraso debido a un problema provocado por la mesa téctigo, llegó el plato fuerte de la noche “El Canijo de Jerez” un “garrapatero”, bohemio, flamenco, hippie, que hizo llegar a la gente un sentimiento de libertad, que es el que expresa en sus canciones y el que llena a sus seguidores de felicidad. Con su personal estilo cantó canciones de su nuevo álbum “Constelaciones de Humo”, en el que desarrolla una mezcla de flamenco progresivo y psicodelia aflamencá, rumba rock y reggae arrumbao de la mano de artistas como La Mari Chambao, Zatu de SFDK y Morodo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: