La Fapa Gabriel Miró se siente decepcionada por el fondo y forma de presentar el proyecto “En casa como en el cole”

El ayuntamiento pide a las familias beneficiarias del proyecto espacio en las viviendas y acceso a la cocina y sus utensilios

Nota de Presa de la FAPA “Gabriel Miró” 17.6.2020

El ayuntamiento de Torrevieja, a través de su Concejalía de Bienestar Social, presenta un proyecto denominado “En casa como en el Cole” destinado a las familias más desfavorecidas de nuestro municipio. Hasta aquí todo bien pero al detenernos a evaluar como se llevará a cabo dicho proyecto no podemos menos que sentirnos decepcionados por sus condiciones de funcionamiento. Dicho proyecto atenderá como máximo a 66 familias, que previamente hayan sido atendidas por esta Concejalía, con la visita al domicilio de un monitor para realizar las actividades durante un periodo de hora y media. Igualmente estas familias recibirán en su domicilio los menús de mediodía para sus hijos, menús que deberán elaborarse in situ y para ello se utilizará las instalaciones de la cocina familiar. Igualmente se solicitará poder utilizar un lugar/espacio como oficina y deposito de materiales de aprendizaje y lúdicos. Teniendo en cuenta a que familias va dirigido este proyecto nos sorprende estas condiciones, Hablamos de familias con graves problemas socio-económicos atendidas por la Concejalía de Bienestar Social. Se puede dar perfectamente el caso de que tengan cortado el suministro de agua, de electricidad o de gas. Y aunque no sea el caso este proyecto les va a crear nuevos gastos al tener que elaborar los menús in situ. También está el problema del espacio; ¿ tendrán estas familias un espacio como oficina/almacén? Es probable que no, que sean familias con viviendas reducidas. Nos parece que la intención de ayudar a las familias falla con este plan.

En Torrevieja hay unos 8.000 alumnos por lo que entendemos que son muchas más de 66 las familias con necesidad de ayuda tras la crisis socio-sanitaria provocada por el COVID-19. Que distinto hubiese sido si para organizar un plan de ayuda a las familias se hubiesen unido las Concejalías de Bienestar y la de Educación y nos hubiesen pedido a la Delegación en Torrevieja de la FAPA Gabriel Miró ayuda y consejo.

El Decreto 8/2020 del 13 de junio regula las actividades en la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad. En su capítulo IV expone las condiciones para facilitar el ocio infantil y juvenil:

CAPÍTULO IV

Condiciones para facilitar el ocio infantil y juvenil

Artículo 13. Actividades de tiempo libre y parques infantiles recreativos

1. Se podrán reanudar las actividades de tiempo libre dirigidas a la población infantil y juvenil, debiendo respetarse las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención de la Covid-19 y con los siguientes límites de aforo:

a) Cuando se llevan a cabo al aire libre, se limitará el número de personas participantes al setenta y cinco por ciento de la capacidad máxima habitual de la actividad, con un máximo de 250 participantes, incluyendo monitores y monitoras.

b) Cuando se lleven a cabo en espacios cerrados se limitará el número de participantes al setenta y cinco por ciento de la capacidad máxima habitual de la actividad, con un máximo de 100 participantes, incluidos los monitores y monitoras.

En ambos casos, durante el desarrollo de las actividades se deberá organizar a las personas participantes en grupos de hasta un máximo de 15 personas, incluidos los monitores y monitoras.

Teniendo en cuenta esta normativa los miembros de la Delegación podríamos haber propuesto lo siguiente a las Concejalías aludidas:
Si para atender a 66 familias, cada una de ellas en un periodo de hora y media con tres franjas horarias, se necesitan contratar a 22 monitores, esos 22 monitores usando instalaciones municipales, como colegios y otros espacios, para realizar las actividades, cada monitor puede atender a 14 niños en cada franja horaria. El calculo es sencillo: cada monitor atiende 14 niños, se multiplica por 3 franjas y tenemos 42 niños por monitor. Multiplicamos por 22 monitores y tenemos 924 niños atendidos diariamente con el mismo presupuesto lo que supone una diferencia abismal. Al aspecto económico, siempre hay que administrar el dinero del contribuyente con la máxima eficacia, hay que sumar la ventaja de que los niños hagan actividades al aire libre en lugar de estar encerrados en casa. Otro aspecto a tener en cuenta a favor de nuestra propuesta es que se daría facilidades a las familias para tener actividad laboral o buscar empleo en el tiempo que los niños desarrollan su actividad, no olvidemos que hablamos de familias con dificultades económicas, ventaja que no se da al tener que estar los progenitores presentes en casa durante el desarrollo de dicha actividad. No pondré en duda que el personal contratado para este proyecto tenga las máximas garantías pero, poniéndome en la piel de los padres de estos niños, no creo que nadie deje a sus hijos con una persona desconocida por muchas garantías que nos dé el ayuntamiento al respecto.
En lo que se refiere a los menús, por experiencia en estos temas, creemos que la contratación de una empresa de catering permitiría ofrecer este servicio a las familias a un coste muy asequible y evitaríamos generar gastos suplementarios a las mismas.

Señores Concejales no duden en recurrir a nosotros, aunque solo sea para escuchar nuestras propuestas, que como representantes de las asociaciones de padres de alumnos tenemos un buen conocimiento de las circunstancias de las familias torrevejenses y siempre estamos dispuestos a trabajar para mejorar las condiciones de nuestras familias.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: