La procesión con la Virgen del Rosario puso punto final a las Fiestas de La Mata

Álbum procesión, pinchando sobre la foto

Álbum Misa, pinchando sobre la foto

Con la Solemne y Magna Procesión en honor a la Santísima Virgen del Rosario, que se celebró en la tarde de ayer, tras de la Misa vespertina, que se celebró en la Plaza de Encarnación Puchol, concelebrada por el sacerdote Miguel Ángel Cerezo, que fue pregonero de la Semana Santa de Torrevieja; el párroco de la Mata Juan Manuel Poveda y los párrocos de la Inmaculada y San Roque y Santa Ana de Torrevieja, Manuel Martínez Rocamora y Pedro Payá Giménez, culminaron los actos de las Fiestas Patronales de Torrelamata. Los cantos de la Santa Misa los interpretó la Coral “El Nuevo Amanecer de Torrelamata”, bajo la dirección de Aníbal Cano. El Himno a la Virgen del Rosario puso el broche de oro de un día muy importante para La Mata.

Tanto la Eucaristía, como la Magna Procesión fueron presididas por los sacerdotes participantes en la Eucaristía a los que se unió el párroco del sagrado Corazón, Aurelio Ferrándiz; el alcalde de la ciudad, Eduardo Dolón Sánchez; la Reina de Sal, Victoria Magoñ Rodríguez, y sus damas Juncal Gómez Rivero y Marta Mesa Vizcaíno; la vicealcaldesa, Rosario Martínez Chazarra; los ediles, Concha Sala, Antonio Quesada, Ricardo Recuero, Antonio Vidal, Gitte Lund Thomsen y Domingo Paredes y el pedáneo de La Mata, Manuel Paredes; el Presidente de la Cofradía Virgen del Rosario, Cayetano Gil; el Presidente de la Cofradía Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y la Presidenta de la Cofradía de San Pedro Arrepentido doña María Ángeles Pizana
También participaron en la procesión la Junta Mayor de Cofradías, con su presidente Francisco Beltrán a la cabeza, la Asociación del Sagrado Corazón de Jesús y la Cofradía de San Pedro Arrepentido.

A la altura del cruce de la calle Alta con Virgen del Carmen, se disparó como viene siendo habitual una traca a la vez que los costaleros dirigidos por su capataz, David Sánchez, giraban a la Virgen hacia los campos de viñas, para que los bendijera.

Antes de entrar la Virgen a la Iglesia se disparó un espectacular castillo de fuegos artificiales, como hacía años que no se veía.

Enrique López Joga /Fernando Guardiola

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: