La Sinfónica de Torrevieja por 13ª vez saludo solemnemente el Año Nuevo – Reyes.

Álbum, pinchando sobre la foto

A. J.

Antoni Jakubowski
Critico musical

VÍDEO: Pinchando AQUÍ

En la sala del Auditorio Internacional tal vez todavía sentirán sonidos perdidos que conmovieron a los amantes de la buena música. La Orquesta Sinfónica de Torrevieja, bajo la dirección de su director titular José Francisco Sánchez, dio la bienvenida al Año Nuevo – Reyes, ofreciendo dos conciertos de un repertorio particular y popular, interesante y a la vez ambicioso. Para muchos espectadores la atracción principal fue la posibilidad de poder asistir a la presentación de piezas muy conocidas, populares y agradables. La estructura del programa consta tradicionalmente de una parte internacional y la segunda, en su mayoría dominada por la obra de la Familia Strauss. La orquesta sorprendió con una pieza llamada “Sleigh Ride” tocada sin dirigente, para luego interpretar – ya bajo la batuta de maestro Sánchez – el Preludio de la zarzuela “El tambor de Granaderos” de R. Chapí, en el que el director parecía querer enfatizar la partida del año viejo, para luego en forma solemne continuar con la Obertura de G. Rossini “Guillermo Tell” festejando la llegada del Año Nuevo.

Con un tempo bastante ligero, el director Sánchez mantuvo de empaque y la unión entre los diferentes grupos instrumentales. ¡Cuánta energía, contrastes dinámicos, lindo solo de la solo chelista y fluidez temperamental y otras sorpresas hay en esta música tan excitante! . Espectacular, brillante y muy expresiva fue la interpretación de “Hans Joergel – Polka” de J. Lanner, “Mazurka” de L. Delibes y “Polonesa” de Tchaikovsky. Mención aparte merece la fabulosa interpretación del dúo de violines en la pieza de H.C Lumbye “Concierto – Polka”, con los solistas Elodia Bernabéu y Luis Segura. Bravo !!!

Culminando la primera parte del concierto, la Sinfónica bajo Sánchez dejó la impresión de estar en el cenit del deseo de transmitir los sonidos más elegantes, con alta dosis de emoción e intensidad. En el carácter melodioso y rítmico de “Berliner Luft” – pieza de P. Lincke, cómo también en el galop de H. C. Lumbye “Salut for August Bournonville”, los artistas exhibieron un sonido brillante y pleno, al mismo tiempo lleno de sutileza y dulzura.

Después del intermedio, la exquisita interpretación del pasodoble de F. Chueca “Agua, azucarillos y aguardiente” y del “Espa?a Walz” de E. Waldteufel dieron paso a la música de la familia Strauss.
En las Polkas; “Mit Vergnügen”, “Ohne Sorgen”,“So ängstlich sind wir nicht” y “Entweder – oder”, además del brillo y elegancia, los intérpretes emitieron ingredientes de humor refrescante con la excelente adaptación al estilo delicioso, tan típico de la música vienesa y en especial en la música de esta famosa familia Strauss.

Una parte interesante y curiosa del programa fue, sin duda, interpretación del “Vaterlandischer Marsch”, compuesto conjuntamente por los hermanos Johann y Josef Strauss. La obra que tradicionalmente nunca puede faltar en los conciertos de Año Nuevo – Reyes, es el famoso Vals “Danubio Azul” de J. Strauss II, el que culminó el programa, provocando un espontáneo y totalmente merecido aplauso del público.

En efecto la Sinfónica bajo la dirección del Maestro Sánchez agradeció el aplauso con una fantástica propina. El multiinstrumentista Jorge Lorente Picó, sorprendió a los espectadores con una increíble interpretación del famoso “Bolero” de Ravel, tocando en perfección el tema sucesivamente con todos los instrumentos del grupo de madera; flauta, clarinete, oboe, fagot, 2 saxofones, piccolo, para al fin con el violin, unirse con los primeros, siendo parte de la orquesta tutti en la famosa obra de M. Ravel.

Escuchar a un artista de tal magnitud ha sido una experiencia realmente maravillosa y única. Al terminar el concierto la OST con el maestro J. F. Sánchez, también tradicionalmente, ofrecieron la “Marcha Radetzky”, por supuesto con la activa participación del público presente.

La excelente relación entre el director J. F. Sánchez y la Orquesta Sinfónica de Torrevieja, hicieron que la sala vibrara a lo largo de toda la velada. La variedad de calidades sonoras, que suele caracterizar a la Sinfónica de Torrevieja, cobró particular fuerza en este concierto, en el que lucieron enormes capacidades que los artistas tienen a su disposición. Fue un maravilloso y exultante encuentro musical que dejó un magnífico sabor de boca al público presente ¡¡¡Realmente Gran Concierto!!!

A este sensacional evento, acudieron por su importancia el alcalde de la ciudad, Eduardo Dolón, la Vicealcaldesa, Rosario Martínez Chazarra, junto a varios concejales de la Corporación Municipal, acompañados por la Concejala educación y música Almoradí, Susana Miralles y la Concejala de Cultura de Rojales, Inma Chazarra, que felicitaron a la presidenta de la Orquesta Mamen Mateo por este espectáculo único en la Provincia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: