Opinión: “Gobiernhólico”

Pedro Sánchez en la cumbre de Bali

Maricarmen Montesinos

“Hola, me llamo Pedro y soy “Gobiernhólico”: He quitado el delito de sedición para seguir gobernando con los Etarras, Independentistas y Podemites. Mis barones están hiperventilando y se oponen a que reforme el delito de Sedición, pero yo les he dicho que esto es solo el comienzo, ahora voy a derogar el delito de Malversación y solo le pondré una pena de telediario de una semana. Voy a reformar el Código Penal y a partir de ahora, solo se considerará delito, la presentación de alguna proposición en contra de mis ocurrencias “Gobiernhólicas.”

Vomitivo pero cierto.

Vomitivo el anuncio que ha hecho el Gobierno con la gente a la que llama “derrochólicos” cuando los que tenían que salir en ese anuncio como derrochólicos son el Gobierno entero en el Consejo de Ministros por los siete millones de euros que se han gastado en esa campaña que solo pretende estigmatizar a las personas con adicciones, sean las que sean, cuando los únicos adictos al derroche en este país son el Presidente de Gobierno y sus Ministros, que nos están reventando a impuestos en todos y cada uno de nuestros gastos de primera necesidad, mientras ellos tiran nuestro dinero en campañas absurdas, en las que es muy fácil malversar caudales públicos, encargadas a amiguetes y si no, que le pregunten a Chaves y Griñán que son “Malversachólicos” a la vista de la condena en el caso de los ERE por crear una serie de ayudas que evitaban todo control administrativo.

Mi respeto absoluto a todas las adicciones, todas hay que tratarlas y desde el Gobierno las políticas se deben dirigir al beneficio de los españoles, no a ridiculizar a los enfermos, ni mucho menos por el gasto de energía, cuando literalmente, el que la gasta, la paga y a unos precios de robo a mano armada.

Pido desde aquí la retirada de esa miserable campaña y una evaluación psicosocial, obligatoria en todas las empresas, de los que han ideado semejante esperpento y si se estima conveniente, el tratamiento psicológico de estos ideólogos.

Pido que no se rebaje la condena a los que intenten romper la unidad de España y que el delito de sedición se mantenga como hasta ahora, y utilizaré el único recurso que tengo como española, que es mi voto, para que se revierta esta Ley y de ninguna manera aprobaré que la malversación deje de ser un delito y se convierta en una falta leve para darle gusto a ERC a Chaves y a Griñán.

Buenos maestros tiene nuestro “Gobiernhólico Presidente. De malgastar el dinero público, también se sale, solo hay que cambiar de Gobierno.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: