Opinión: La Conquista del Oeste

Colas a las seis de la mañana – Playa del CUra

Juan Carlos García Sala
Torrevejense del Sequión.

En 1.963, se estrenaba en España la película “La Conquista del Oeste”, dirigida por John Ford, George Marshall y Henry Hathaway. Ganadora de 3 Oscars , contaba las peripecias de los primeros colonos del oeste americano que a la carrera y según llegaban, se hacían con las tierras que conquistaban. A mayor rapidez, mejores y más fértiles tierras conseguían.
La pasada semana, se hizo viral prácticamente en toda España y supongo que en muchos más países, por aquello de la globalización de las RR.SS., un vídeo de la toma mañanera diaria de la playa del Cura de Torrevieja, por parte de veraneantes (mayoritariamente jubilados) en busca de la ansiada “parcelita” cercana a la orilla. Esta carrera diaria por la conquista de la parcela mejor situada, ha dado lugar a varios técnicas con las que algun@s se están haciendo cuasi profesionales del “parceleo”.
La primera es el llamado “madrugón“, esta es esencial, puesto que hacer “pole” te asegura una buena conquista. Levantándose entre las 5 y 5:30 te hace entrar en el top-10 de la escalera más próxima al sitio elegido.
El segundo es el “sprint”. Este tiene su dificultad, ya que no es fácil correr con una silleta de playa, una sombrilla y el bolso playero de añadido como handicap, pero se están dando casos de acoplados perfectos incluso buscando aerodinámica. En este apartado, también está la variante de llevar varios enseres de familiares o vecinos para ocupar varias parcelas y así sólo madruga un@ cada día. En tercer lugar y más importante es la toma de posiciones , aquí hay auténticos maestros en ganar posiciones (técnica adquirida en las colas del súper).

Y finalmente el asalto a la playa, este lance recuerda mucho al salto de la reja de Almonte, todos expectantes y con nervios hasta que sale corriendo el primero y después …. la locura.
Todo esta trapisonda que según casos, causa hilaridad, vergüenza, sonrojo o cachondeo, no tiene una clara explicación . Pudiera ser egoísmo o ansia por pillar mejor sitio que el vecino (y como haría Mr. Bean, vanagloriarse de ello).

Recordemos que Torrevieja, afortunadamente tiene más de 4.000 mts de playas, donde en teoría caben todos los turistas que tienen a bien, compartir sus vacaciones con nosotros. Entonces, ¿porque solo pasa en el Cura?. Una explicación podría ser lo que se podría llamar “estacionamiento único“, o sea llegar, aparcar y arrancar para volver, lo que conlleva la obligación (salvo caminata cargados con enseres propios playeros) de tener que acudir a la playa más próxima, en este caso el Cura, donde caben los que caben con las parcelaciones antiCOVID que cumplen la misión del distanciamiento social, aunque paradójicamente causa el efecto contrario al masificarse el personal en los accesos a la playa, desde horas antes de la estampida .

Por lo menos, todos estos sucedidos sirven para colocar a Torrevieja en todos los telediarios y magazines televisivos.
Que no sean todo Habaneras y Vueltas Ciclistas.
Ah!, olvidaba que todo este espectáculo diario, tiene un espectador de excepción y además en primera línea. Me refiero al señor que ha hecho de un banco del paseo (donde estaba antes el kiosko José María), su casa con todas sus pertenencias y viviendo una vida paralela a paseantes y transeúntes que continuamente pasan a su lado, incluso comparten “su” banco/casa sin ningún problema.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: