Opinión: “No es un adiós, es un hasta luego”

Este mes pudimos ver en los medios que el premio literario PLANETA ha subido su dotación económica a 1 millón de euros, coincidiendo este año con su 70º edición, siendo su cuantía el mayor premio literario de España.

Carmen Morate (Los Verdes)

Carmen Morate
Concejal de Los Verdes-Compromis de Torrevieja

Leer esto me hizo recordar esto otro que alguna vez me contaron:
en el año 2001, el entonces alcalde de Torrevieja Hernández Mateo y su equipo de gobierno del PP pusieron en marcha el Premio de Novela Ciudad de Torrevieja, dotándolo con 60 millones de las antiguas pesetas (¡360.000 Euros!), siendo el primer premio literario de España por su cuantía y el de mayor dotación económica y así se dio a conocer a bombo y platillo en todos los medios de comunicación escritos, en radios y en televisiones.

A escasas fechas del acontecimiento, el consejero delegado de la editorial Planeta, José Manuel Lara, anunció en Madrid que “la bolsa” del Planeta subía a partir de ese año 2001 en que se cumplía el 50 aniversario de su nacimiento a 100 millones de pesetas para el ganador (antes eran 50 millones de ptas.) y 25 millones de pesetas para el finalista, dando al traste con la pretendida ilusión de los peperos de que Torrevieja iba a contar con el mayor premio literario de España por su elevada cuantía.

En la presentación de los nuevos premios Planeta, Lara no llegó a citar el nombre de Torrevieja ni el nuevo premio literario que pasó totalmente inadvertido en la más absoluta indiferencia. El pretendido mayor premio literario de España tuvo una vida muy efímera, duró apenas escasas fechas. La campaña de promoción y lanzamiento sirvieron de poco y tuvo que conformarse con ser el segundo premio literario por su cuantía a nivel nacional.

La bravata pepera duró apenas unos días y su celebración alcanzó los 10 años a trancas y barrancas. El galopante endeudamiento y la mala gestión económica del Ayuntamiento de Torrevieja trajeron la imposición de un plan económico-financiero para corregir la política de derroche y despilfarro que caracterizó los años del Gobierno del Partido Popular, amén de los pelotazos urbanísticos y escándalos de corrupción que llevaron a la cárcel al alcalde popular Hernández Mateo y que tanto daño han hecho a la imagen y al buen nombre de Torrevieja.

El premio Planeta se ha venido celebrando año tras año desde el 1952, nunca ha sufrido una “suspensión indefinida” ni ha dejado colgados a autores, jurado seguidores o demás interesados.

En septiembre de 2011 y coincidiendo con la celebración del 10º aniversario del premio de novela Ciudad de Torrevieja, el alcalde Eduardo Dolón lo despedía afirmando aquello de:

“No es un adiós, es un hasta luego”.

Le faltó solo una palabra para ser más acertado y convincente:

“No es un adiós, es un hasta luego, Lucas”.

Hace ya 10 años del anunciado fracaso del premio de novela y algunos más de una gestión política del Partido Popular que en la práctica llevó al Ayuntamiento a la quiebra económicamente y que solo gracias a la gestión del gobierno presidido por José Manuel Dolón se consiguió sanear y recuperar, dejando un balance económico muy positivo y suficiente para abordar los retos de la Torrevieja del futuro.

Queda ver qué se inventan para despilfarrar los millones….

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: