Pedro Payá presentado como administrador de la Parroquia de San Pedro y San Pablo

Álbum, pinchando sobre la foto

VÍDEO. Agradecimiento a los fieles de Pedro Payá

Con una Misa concelebrada por el Vicario episcopal, Jesús Ortuño y los sacerdotes, José Moya Payá y Eduardo Lorenzo García, se celebró en la tarde de ayer el acto de presentación de Administrador Parroquial de San Pedro y San Pablo de Pedro Payá Giménez, que continuará como Párroco de San Roque y Santa Ana y como vicario de la Parroquia de la Inmaculada Concepción.
La Misa tuvo dos partes, en la que destacó el rito especial de estos casos con la lectura del nombramiento como administrador de la Parroquia, la Profesión de fe y el Juramento de fidelidad del nuevo Párroco, entrega del Evangelio y por último la entrega de la llave del Sagrario, siendo el resto de la Eucaristía la que se realiza normalmente.

En su alocución, el vicario episcopal resaltó la juventud del nuevo administrador, 33 años, y los valores que le arropan, así como su fortaleza para poder acometer tres misiones primordiales en tres parroquias tan diferentes unas de otras.
Pedro Payá, se dirigió a los fieles, entre los que encontraba, en representación del Ayuntamiento de Torrevieja, la concejal Concha Sala, para dar las gracias a cuantas personas le habían arropado, gentes venidas de su pueblo natal, Sax, entre ellas varios familiares; fieles de la parroquia de San Roque y Santa Ana, de la Inmaculada, y de sus nuevos feligreses, a los que se dirigió en especial ,para decirles que Dios se crece en las dificultades, y que con el apoyo de todos, la parroquia saldrá adelante.

Pedro invoco la ayuda de San Pedro, el mismo nombre que lleva él y muchos miembros de su familia; la de las Vírgenes de la Inmaculada y La Victoria y pidió la protección y de San Juan Pablo II, por el que siente una intensa devoción, para que le dé la fortaleza y la capacidad de amar, sobre todo a los jóvenes que son el futuro.

No quiso olvidar a Caritas de la Parroquia, que han sido el consuelo de muchas familias en este último año, facilitando comida y elementos necesarios, primero con la Dana y desde marzo de este año con la Pandemia del Covid-19, así como de los sacerdotes que le habían acompañado en la Eucaristía y confesó que cada día que amanece le pide al Señor que nunca lo aparte de su camino. Los fieles irrumpieron en un sonoro aplauso que se prolongó durante varios minutos.

Desde Objetivo Torrevieja, deseamos a nuestro amigo y pastor, Pedo Payá , toda la fe, la fortaleza, la sabiduría y la esperanza, para que nunca le falte ánimo en la ingente tarea que Dios ha puesto en su camino, y que estamos seguros que llevará a buen puerto, como hizo Pedro con la nave del pescador.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: