Rodolfo Carmona critica la “inacción” y la “mala gestión” del Gobierno local “incapaz” de sacar adelante el contrato de las casetas de los socorristas de las playas de Torrevieja

Caseta socorristas

“Un día sí y otro también”, afirma Carmona, “nos despertamos con noticias que nos hablan de la falta de agilidad del equipo de gobierno a la hora de gestionar las necesidades de la ciudad. Luego son todo fotos en redes sociales con grandes sonrisas y grandes logros del equipo de gobierno, pero la realidad es bien distinta”.

El concejal no adscrito en el Ayuntamiento de Torrevieja ha “lamentado” y “denunciado” en nota de prensa “la ineficacia del Gobierno local en la licitación del contrato de las casetas para dotar de instalaciones modernas y que permitieran mejorar las condiciones en las que los socorristas de las playas de la ciudad desarrollan su importantísima labor. Y a pesar de que esta noticia se produjo hace ya unos días, es necesario recordar a la ciudadanía que la gestión del gobierno local de Eduardo Dolón, a pesar de que la propaganda se empeñe en inundar las redes sociales y los medios de comunicación locales de “eficacia y gestión ejemplar” los hechos se obstinan en llevarles la contraria”.

En realidad, explica, “ya la tramitación de este contrato se inició tarde y mal, de haber salido adelante para este año ya no se llegaba. Y no puede alegarse que no fuera una necesidad conocida y reconocida por todos”.

“Ya el año pasado”, explica, “denuncié en un pleno la penosa situación de algunas de las casetas de los socorristas, sin agua, sin luz, sin aire acondicionado y que una ciudad como Torrevieja no podía permitirse fallar en este tipo de asuntos”.

En este sentido, ha recordado que la respuesta del equipo de gobierno fue “no se preocupe usted que lo tenemos resuelto”. Carmona lamenta que “la manera de afrontar los problemas de la ciudad por parte del equipo de gobierno municipal sea siempre una especie de huida hacia adelante, un querer y no poder, un atajo apresurado que se enmaraña en una nube de contratos menores y lotes que persiguen acortar los plazos administrativos, pero que se queda en un quiero y no puedo, como en este caso”,

Se había anunciado, “como es norma en este gobierno” explica el edil “a bombo y platillo” una inversión de más de 400.000 euros en siete casetas fijas, más una desmontable en la zona del paseo Juan Aparicio y cinco torres de vigilancia. La realidad es que “algunas de las casetas actuales, con más de dos décadas de uso “no cumplen con las condiciones mínimas para que los socorristas desarrollen su labor. Desgraciadamente nos hemos encontrado con otro verano más con numerosas quejas y una situación tercermundista en el interior de las casetas”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: