Torrelamata visita a sus antepasados y reza por ellos.

Los católicos estuvimos ayer de fiesta porque el 1º de noviembre se celebra a todos los santos.

Álbum, pinchando sobre la foto

Enrique López Joga

Esa es la verdadera fiesta de estos días. Celebrar el día de muertos es una tradición de nuestra patria, y es bueno que como cristianos hagamos oración por nuestros difuntos. Todos, pero todos, estamos llamados a ser Santos, Dios nos quiere Santos, y para eso nos dio el Don de la Fe, fue su regalo cuando nos bautizaron, y todos los que estamos bautizados tenemos que ser Santos, pero también tenemos que querer serlo.
Nuestros difuntos, nuestros amigos que un día se separaron de nosotros, sabemos que ya gozan de la cercanía de Dios en el Cielo.

En este día todos hacemos una visita al Campo Santo, les llevamos flores, adecentamos el lugar donde están, lo ponemos todo muy bonito y, en algunos acasos, hasta el próximo año.

No, esto no debiera ser así, siguen necesitando de nosotros, siguen necesitando nuestra compañía, siguen necesitando que hablemos con ellos, contarles nuestras alegrías, contarles nuestros problemas, esto hará que sigamos unidos por más tiempo.

No les visitemos solo una vez al año, hagámoslo con frecuencia, nos lo han dado todo, nosotros podemos darle algo de nuestro tiempo.
Esta tarde en Torrelamata, hemos visitado el Cementerio, fueron muchas las personas que iniciaron el Santo Rosario en la Parroquia y lo continuaron hasta el lugar Santo, muchos ya se encontraban en dicho lugar, allí Don José-Manuel Poveda, Párroco de la Iglesia de la Virgen del Rosario, ofició la Santa Misa por todos los difuntos, finalizando con un responso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: