Tradicional presentación de recién nacidos a la Purísima en el Día de la Candelaria

Álbum, pinchando sobre la foto

El Templo Arciprestal de Inmaculada Concepción, acogió en la tarde de ayer el tradicional acto, por el que trece niños y niñas, fueron presentados a la Purísima, con motivo de la celebración de la Fiestas de La Candelaria, en recuerdo al pasaje bíblico de la Presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén y la purificación de la Virgen María después del parto.

Ante la evolución de la pandemia de Covid, la Asociación Hijos de la Inmaculada, organizadora del acto, creyó oportuno desarrollar una Celebración propia y exclusiva, independiente de la Misa de la tarde, en forma de Liturgia de la Palabra, a la que siguió el ofrecimiento de los recién nacidos a la Patrona.

La imagen de la Inmaculada Concepción, no fue entronizada como en años anteriores en el lateral del altar mayor, sino que permaneció sobre el pedestal de mármol en el que está instalada desde que comenzaron las obras de su Camarín, siendo los propios padres los que alzaron a los recién nacidos para ser presentados a la Madre. El párroco de la Inmaculada, Manuel Martínez Rocamora, acompañó a los padres en este rito, pero sin tener contacto físico con los pequeños.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: