Un bombero viaja en bicicleta desde Liverpool a Torrevieja, para ayudar a una Organización Benéfica

Álbum, pinchando sobre la foto

VÍDEO: Pinchando AQUÍ  (J. Carrión)

Que los bomberos están hechos de otra pasta ya lo sabíamos pero que Nick Dalby, es un bombero jubilado con 68 años,  de nacionalidad inglesa que, como otras muchas personas, tiene su segunda residencia en Torrevieja. El pasado 23 de agosto a bordo de una bicicleta, salió desde la ciudad de Wirral, cerca de Liverpool y tras hacer 2.100 kilómetros en 23 días, ayer llegó al parque de Bomberos de Torrevieja, donde fue recibido por sus compañeros con el sonido de las sirenas de los camiones que se encontraban en ese momento fuera de servicio.

Una vez saciada su sed y tras relatarles a través de su esposa Lydia su larga aventura, recibió unos regalos por parte de todos los bomberos del Parque Vega Sur de Torrevieja y les relató en primera persona las causas que le llevaron a emprender esta odisea.

El motivo que le llevó a realizar esta aventura, no fue otro que la recaudación de fondos para ayudar a la Asociación “Fire Fighters Charity”, una entidad que contribuyó a salvarle cuando sufrió un trastorno de ansiedad conocido por las siglas TEPT, que se presenta, sobre todo en profesiones de alto riesgo, como reacción a una lesión física o un sufrimiento mental o emocional grave, como si se tratara de un combate militar, un asalto violento, la vivencia de unos desastres naturales u otros acontecimientos a los que algunas personas se exponen con un peligro mortal, como le sucedió en una ocasión a Nick.

Según nos contó, la Dra. Lesley Walker de Heswall y “Pensby Group Practice” fueron los protagonistas de su recuperación, ya que habían agotado todas las pruebas y posibilidades de sus problemas de sueño y cansancio severo, abriéndole un camino a su salida del túnel, gracias a que pidió ayuda a “Fire Fighters Charity”, que en la actualidad está saturado y mal equipado para ofrecer cualquier ayuda significativa.

Tras unirse a “Merseyside Fire and Rescue”  (Bomberos locales), en 1975 a los 21 años, fue dado de baja 20 años después debido a una lesión en el trabajo, causada por el entrenamiento para ser un P.T. instructor, rompiéndose el tendón de Aquiles y no pudiendo recuperar totalmente la movilidad de la pierna.

Desde hace años recibe donaciones a través de la página “JustGiving”, por la que de forma simple, rápida y segura, se puede hacer donaciones en metálico directamente a la organización benéfica “Fire Fighters Charity” que cada día sigue luchando con unos escasos medios para salvar vidas, como se la salvó a él.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: