Un “Camino de Santiago”, marcado por el arte

Álbum, pinchando sobre la foto

Fernando Guardiola

Hace unos días a través de las redes sociales, observé que Olga Parra, profesora de pintura de la Escuela Municipal de Pintura de Torrevieja, se encontraba realizando el “Camino de Santiago”, algo que este año han hecho y están aún en ello, muchos torrevejenses. Pero el Camino de Olga, no era uno como el de todos los demás, sino que al final de cada jornada iba plasmando en un cuaderno de dibujo, a modo de agenda, unas láminas en las que bien, como sus pinturas o dibujos y otras como un collage  fotográfico dejaba la huella del arte en el hacer de cada día.

A su vuelta quise que nos expresara sus sentimientos y experiencias en primera persona y lo hace a través de estas palabras que os dejamos.

¿Cuándo voy a decidirme a hacer el Camino de Santiago?

Siempre he querido vivir esa experiencia porque he oído hablar maravillas sobre él, pero parece ser que nunca se cumplían las condiciones. ¿Quizás sea este año? ¿o, mejor me espero al que viene? No suelo andar tantos kilómetros, además tengo un esguince de rodilla y eso de dormir en una habitación con 30 personas…
Pero, ¿qué estoy diciendo? No hay más excusas, he decidido que ahora es el momento.

Un camino impulsado por el misterio de lo que está por-venir, de iluminar un poco más tu espiritualidad descubriendo esos pequeños milagros que están por llegar, el reto personal de conseguir la meta que te propones, de tener confianza en una misma, de disfrutar de los regalos sensoriales que nos ofrece la naturaleza a su paso. ¿Qué nos encontraremos hoy de nuevo? ¿De dónde serán los peregrinos que nos acompañarán por las carballeiras (bosques de robles)? ¿Tendremos albergue para dormir esta noche?

Todo lo que acontece es digno de recordarlo, y por eso lo plasmo en mi “Cuaderno de viaje”, que es lo primero que echo en mis alforjas. Me interesa lo que sucede dentro de mí, y lo expreso con mi imaginación. Y todo lo que me rodea consigue fascinarme, como las bellas construcciones medievales inspirándome para dibujarlas. Me conmueven las personas tan especiales que voy conociendo y por eso ellas participan también en este cuaderno, porque el Camino nunca lo haces sola. Plasmo el alma de mi Camino en estas páginas para revivirlo cada vez que las miro: recuerdos hechos de dibujos in situ, ilustraciones, emociones escritas, fotos, collage, frotagge y mucho amor.

¿Hago el Camino para crear el cuaderno? ¿o, hago el cuaderno para hacer el Camino?
Son inseparables, ya que mis experiencias son mi propia creación. Esta obra es una manera de expandir la realidad y compartir la vida a todo color.

Hice el Camino Francés con mi compañero Carlos sobre ruedas, bicigrinos pedaleando desde León. Seguiremos transitando el camino del arte el año que viene sin excusas. Deseando que llegue esa nueva aventura de páginas en blanco por descubrir.

Artista Olga Parra Peinado

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: