Un sublime Celso Albelo cautiva en el Auditorio de Torrevieja

Álbum, pinchando sobre la foto

VÍDEO: Pinchando AQUÍ (J. Carrión)

La sala de cámara del Auditorio Internacional de Torrevieja, fue ayer testigo de un recital del tenor Celso Albelo, acompañado al piano por Juan Francisco Parra, que estuvo sembrado de aplausos y de ovaciones desde su mismo principio. El público sin duda estaba con el tenor canario, con el que se volcó desde el inicio, y es que el cantante, que se mostró simpático y dialogante con el respetable, mostrando sus mejores virtudes y sintiéndose dueño de sus medios, expresivo y musical y se nota que disfruta a conciencia de lo que hace y de cómo lo hace.
Un recital cuajado de Canciones y romanzas y piezas pianísticas de González Santamaría, Gil, Álamo, Guridi, Barbieri, Penella, Guerrero y Sorozábal, entre otros. Su voz, posee ese agradable timbre levemente velado, que recuerda a la de su ilustre y desaparecido paisano el gran Alfredo Kraus, de quien ha heredado ciertos acentos.

Albelo no tuvo problemas para desgranar un programa lleno de temas populares aunque complicados de entonar, como “Siete rosas” de Antonio González Santamaría, dejándonos admirados con los caracoleos en “La noche de Arguineguín” de Néstor Álamo.

También disfrutamos con la poco conocida romanza de “La isla de las perlas” de Sorozábal, con la especialmente matizada de “El Caserío” de Guridi, la de “Don Gil de Alcalá” de Penella, la tan hermosa “Por el humo se sabe dónde está el fuego” de la “Francisquita” de Vives y la inolvidable “Fiel espada triunfadora” de “El huésped del Sevillano” de Guerrero. El público lo despidió con una cerrada ovación puesto en pie, emocionando al tenor y a su inseparable pianista.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: