La Virgen del Rocío se despidió de Lo Albentosa con una Misa en su honor

Álbum, pinchando sobre la foto

Enrique López Joga

VÍDEO: Pinchando AQUÍ

Amaneció ayer en el campamento rociero de Lo Albentosa, con una temperatura muy buena. A la una de la tarde tuvo lugar la Santa Misa por los difuntos de la Hermandad del Rocío que fue oficiada por el párroco y consiliario de la Hermandad, Francisco Miravete Poveda, contando con la presencia del alcalde de la ciudad, Eduardo Dolón, la Reina de la Sal, y su dama, la concejal Inmaculada Montesinos, además del presidente de la entidad, José María Alarcón. Una Eucaristía que pese al calor resultó emocionante escuchar con las voces del Coro de la propia hermandad.

Por la tarde, y después de la comida, mientras los numerosos devotos y rocieros rezaban a la Madre de Dios, esperaban que llegase la hora prevista para su regreso hasta la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario de Torrelamata. Con tristeza y lágrimas en los ojos, se despedían todos los rocieros, sobre las nueve de la noche, cuando cantaban la Salve Rociera a la Blanca Paloma en el interior del Templo de Nuestra Señora del Rosario de la pedanía torrevejense de Torrelamata, esperando que pase pronto el año para volver a reunirse otra vez con ella en la Pedanía y en Torrevieja.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: