Los peques aprendieron valores fundamentales con “Cocorico”

Álbum, pinchando sobre la foto

El Auditorio del Centro Cultural Virgen del Carmen, acogió ayer, dentro del III el ciclo de “Teatro para todos” la obra de Títeres “Cocorico”, basado en el libro con el mismo título que es a su vez una adaptación de un cuento tradicional birmano que trata sobre la necesidad de escuchar los buenos consejos, de lo importante que es cumplir las promesas y de la dificultad que supone aprender a compartir.
“Cocorico” es un pollito que vive feliz con su madre. Un día, mamá Gallina va a hacer un bizcocho y el pollito se ofrece a buscar leña para encender el horno. Cuando está en plena faena, aparece un gato enorme y malvado que lo quiere comer, pero “Cocorico” consigue salvar su vida prometiéndole la mitad de la merienda. Pasado el peligro, el glotón de “Cocorico” olvida el trato y se come el bizcocho entero.

La mamá se enfada: “¡Va a venir Gato Pelado y te va a comer de un bocado!”. Entonces se oye un ruido en la puerta: es Gato Pelado que viene a por su mitad de bizcocho… El pollito provoca la furia del Gato Pelado por no dejarle nada de merienda, pero la comprensiva Mamá Gallina protegerá a su pequeño ayudándolo a salir de ese mal trago y dándole otra oportunidad de aprender la lección.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: