“Nunatak” trajeron su folk rocképico a “Brilla Torrevieja”

Esta noche cierra el Vegafibra Stage de las Piscinas Naturales con la actuación de Lara Taylor

Álbum, pinchando sobre la foto

Fernando Guardiola

VÍDEO: Pinchando AQUÍ

Una noche más “Brilla Torrevieja” continuando con su línea de ofrecer a torrevejenses y turistas la música y los grupos de más calidad, nos obsequió anoche con la actuación de “Nunatak” un grupo de música español de folk rocképico, fundado en 2012, formado por Adrián Gutiérrez – Guitarra, ukelele y voz, Gonzalo Ruiz – Guitarra y voz, Fernando Besada – Bajo, Alex Dumdaca – Batería, percusión y voz, Pedro Hernández – Chelo, teclados y voz y como ellos mismo se definen “Somos cinco zangüangos de Cartagena a los que el hobby se les fue de las manos hace ya diez años. Hemos dejando atrás 4 discos, 3 eps, colaboraciones, singles, viajes, hitos, cerves y todas esas cosas que hacen los grupos que se pelean año tras año por hacerse hueco en esta industria”.

La noche del viernes fue una locura con estos monstruos que metieron el ritmo en el cuerpo a todos, con las canciones de unos de los repertorios más intensos de la música grupal, entre las que pudimos escuchar “Sol y Sal”, “Verte tan bien”, “Viento del Sur”, Todas las campanas”, el grito, Créeme, “Hijo de la tierra”, “Romper el cielo”, etc.
El público aplaudió a rabiar y coreo muchas de sus canciones, sobre todo los muchos visitantes que ayer llegaron a la ciudad desde la vecina y amiga Región de Murcia, para seguir a su grupo favorito, sin duda alguna un ejemplo de unión ente la magia y el arte que dejó boquiabiertos a todos.

Como anécdota os contaré que el nombre del grupo, Nunatak, en su sentido geográfico, es un pico de montaña rodeado completamente por hielo y que en las épocas más frías de las glaciaciones servían como reserva para la vida; semillas, esporas…que permanecían en estas cimas protegidas hasta que las nieves bajaban, se activaban y repoblaban estas zonas colindantes.

Esta idea de esperanza y de vida, fue la que enamoró e inspiró a los miembros de Nunatak cuyo origen tuvo lugar en una habitación de un piso del Barrio del Carmen, en Murcia, cuando Adrián Gutiérrez (guitarra, ukelele y voz), mientras estudiaba la carrera de Ciencias Ambientales, y su compañero de piso empezaron a componer los primeros temas del grupo.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: