Una estudiante de Torrevieja recibe una beca para su tesis doctoral en Terapia Génica en Oxford

La estudiante torrevejense Marina Pérez Cerezuela ha obtenido una beca para iniciar su tesis doctoral en Terapia Génica en la Universidad de Oxford tras finalizar sus estudios en la Universidad Pablo de Olavide, en Sevilla.

Marina durante su matriculación frente la Camara Radcliffe de la Universidad de Oxford

La joven investigadora, que nació en 1995, cursó Primaria y Secundaria en el CEIP El Acequión y el IES Torrevigía. Precisamente, en alusión a que se trata de centros educativos públicos, ha indicado que “necesitamos más representación en universidades punteras de personas con antecedentes poco representados, como el mío”, subrayando que el haber acudido a estos centros le ha dado la capacidad de “ver el mundo a través de diferentes perspectivas y capacidad de planteamiento y resolución de problemas diferentes a lo que es común en Oxford”.

La científica de 27 años pertenece a la primera generación de esta beca financiada por Oxford Biomedica (OXB) con parte de las ganancias generadas con la vacuna de Oxford/Astrazeneca para formar a los líderes del futuro en terapia génica y vacunas.

Marina, que con 15 años ya recibió una beca financiada por el Rotary Internacional para cursar estudios de Bachillerato en Vancouver, es una de las tres personas en todo el mundo y la única española en recibir esta ayuda, según ha explicado ella misma en declaraciones a Europa Press.

Tras cuatro años viviendo en Oxford y trabajando como científica, esta beca le permitirá prolongar su formación a lo largo de tres o cuatro años en los que estudiará el potencial desarrollo de nuevos vectores virales para terapias celulares, génicas y futuras vacunas.

Su trabajo consiste en una técnica “más experimental” basada en corregir a nivel genético mutaciones: “Me apasiona el hecho de estar haciendo una evolución de los virus para la Terapia Génica”, ha señalado.
Además de manifestar que su familia “está muy contenta”, ha hecho hincapié en su agradecimiento a Rotary por “la labor que desarrollan con este tipo de becas; a mí me han cambiado la vida”, ha agregado Pérez, que ha insistido en la “ilusión” que tiene por emprender su estudio de tesis doctoral en Oxford.

Tanto la Universidad de Oxford como OXB han reconocido la “urgente necesidad” de formar a la siguiente generación de líderes en terapia génica, celular y futuras vacunas, por lo que esta estrategia “mejorará significativamente la posición de liderazgo mundial del Reino Unido en la industria de terapias avanzadas” e impulsará su economía al tiempo que “mejorará la capacidad y la provisión de habilidades básicas en este sector de alto valor, rápido crecimiento y escaso personal”.

Por contra, Pérez ha apuntado que le gustaría que España fuera “consciente” de que “somos el futuro, no solo de la medicina avanzada sino de una economía sostenible, e invirtiera en este importante sector”. Sin embargo, ha concluido, “desgraciadamente, los investigadores españoles vivimos una situación de precariedad y hemos de apostar por otras economías más avanzadas para desarrollarnos profesionalmente”.

FUENTE:  Diario “Información / Europa Press

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: